Descripción del Centro

S ituado en la tercera planta del Ayuntamiento de Cadrete, en una sala habilitada para tal efecto, el Centro de Interpretación dedicado al Castillo de la localidad aspira a convertirse en un espacio de referencia para todos aquellos visitantes que se acercan a conocer nuestra fortaleza.

El recorrido por esta pequeña sala empieza con la primera de dos vitrinas dedicadas a los hallazgos arqueológicos realizados en el cerro sobre el que se levanta el Castillo. En ella, podemos contemplar una serie de restos cerámicos que van de la Edad del Hierro hasta bien entrado el siglo XVI, gracias a los cuales podemos afirmar que la ocupación humana en este territorio se extiende hasta el siglo VIII a. C.

A continuación, varios paneles explicativos permiten conocer los más de 1000 años de historia de la fortaleza, durante los cuales ha conocido múltiples momentos de luces y sombras. Así, el visitante podrá descubrir qué razones motivaron su construcción, quiénes fueron algunos de sus señores más importantes, por qué fue abandonada y cómo resurgió de sus cenizas hace escasos años. E incluso, podrá sentirse como Abderramán III gracias a un photocall y, al mismo tiempo, llevarse una fotografía de recuerdo.

Continuando con nuestro recorrido, los siguientes paneles están dedicados al intenso proceso de consolidación, rehabilitación y restauración del conjunto, que sacó a la luz múltiples estructuras, diversas estancias e interesantes restos de cultura material desconocidos hasta la fecha, como el grabado de un perro en el semisótano de la torre, un gran aljibe o un cilindro de cerámica hallado en el foso del Castillo, que contenía un cuero repujado en su interior.  Junto a dichos paneles, se encuentra la segunda vitrina, con piezas relacionadas con la construcción y la decoración de la fortaleza. En ella, podemos contemplar una serie de baldosas cerámicas procedentes de los alfares de Cadrete, un gran ladrillo similar a los que forman parte del suelo de la capilla de San Miguel del Castillo e incluso restos de un atanor, o tubería para el agua.

P or otra parte, el Centro de Interpretación se ha convertido en un lugar donde la historia y las nuevas tecnologías van de la mano. Y es que este espacio dispone de un pequeño rincón dedicado a la proyección de un audiovisual grabado desde el aire con drones, que ofrece unas perspectivas excepcionales de la fortaleza y su entorno, permitiendo al mismo tiempo descubrir algunas particularidades de ambos sólo visibles desde las alturas. Además, desde enero de 2018, el visitante puede encontrar una maqueta en 3D realizada por los alumnos del IES Virgen del Pilar de Zaragoza dentro del proyecto Drones y Mazmorras, que pone el castillo al alcance de la mano.